Entre las causas de esta falta de transportistas, destaca la falta de competencias técnicas o laborales, el “carácter poco atractivo” de la profesión de conductor y la remuneración salarial ofertada.