Cadena de Suministro

Aunque según Fomento en estos momentos no está prevista la implantación de pago por uso en la red de carreteras estatales, se deja la puerta abierta a alguna fórmula para los camiones de mercancías en virtud de las nuevas obligaciones reguladas en la directiva 2011/76.

El Gobierno asegura que en estos momentos “no tiene previsto” implantar ningún sistema de pago por uso en las carreteras estatales, aunque reconoce que está pendiente de trasposición a la normativa española una directiva europea que prevé la aplicación de gravámenes a los vehículos pesados de transporte de mercancías por la utilización de determinadas infraestructuras.

Así se recoge en un texto parlamentario que el Ejecutivo ha enviado en respuesta a una pregunta del portavoz adjunto de UPyD en el Congreso de los Diputados, Carlos Martínez Gorriarán, quien se interesó sobre este asunto a raíz de unas declaraciones del secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, argumentando que el coste del mantenimiento de las infraestructuras de transporte debería canalizarse a través de sistemas de pago por uso.

En España tenemos un magnífico patrimonio de infraestructuras y hay que administrarlo, y hay que ir trasladando al ciudadano el concepto de que hay que mantenerlo y que su conservación debe asumirse por quienes lo usan. Nadie concibe que una piscina pública se pague con los impuestos de todos en vez de con las entradas que paguen quienes la usen“, declaró el responsable de Fomento.

Estas palabras motivaron la pregunta dirigida al Gobierno por UPyD sobre si tiene intención de implantar alguna forma de peaje en las redes viarias de alta capacidad y en la que se requería información sobre qué informes avalarían la implantación de un sistema de ese tipo.

En su respuesta, que recoge Europa Press, el Ministerio de Fomento afirma que “en estos momentos no está prevista la implantación de pago por uso en la red de carreteras estatales“, aunque deja la puerta abierta a alguna fórmula para los camiones de mercancías en virtud de las nuevas obligaciones reguladas en la directiva 2011/76 relativa a la Aplicación de gravámenes a los vehículos pesados de transporte por el uso de determinadas infraestructuras, que debe estar traspuesta antes del 16 de octubre próximo.