Cadena de Suministro

Instalados dos de los tres pórticos para el peaje de la N-1 en Guipúzcoa

La administración guipuzcoana prevé que parte del tráfico de camiones se trasvase a la AP-1 y la AP-8.

sistema-de-peaje-en-echegarate

La Agencia Guipuzcoana de Infraestructuras, Bidegi, ha levantado este mes de septiembre en el puerto de Echegárate de la N-1 el segundo de los tres pórticos del sistema AT, equipo que utilizará para cobrar los peajes a los transportistas que circulen por la carretera a partir de enero de 2018.

A la instalación de este segundo pórtico le seguirá el tercero que se levantará a finales de septiembre en Andoain. Una vez instalados todos los pórticos se iniciará el período de pruebas sin cobro que durará hasta la entrada en funcionamiento del sistema AT, el próximo mes de enero.

Pese a los avisos del sector del transporte por carretera, que ya ha informado de que habrá movilizaciones en octubre, la administración provincial sigue firme en su objetivo de instalar el pago por uso en la carretera nacional el próximo año para que “todos los usuarios” paguen el mantenimiento de la carretera, y no sólo los guipuzcoanos.

Así lo ha señalado la diputada de Infraestructuras viarias, Aintzane Oiarbide, después de asegurar que poner un peaje en la N-I “equilibrará el tráfico en la nacional, ya que se prevé que parte del tráfico de camiones se trasvasará a la AP-8 y a la AP-1 y eso mejorará de manera notable nuestra red de carreteras”.

Asimismo, Oiarbide ha subrayado que con la implantación del sistema AT, la Diputación Foral de Guipúzcoa, además de “seguir las directrices europeas”, posibilitará que por primera veztodos los vehículos pesados foráneos que atraviesen nuestro territorio paguen el mantenimiento e inversiones de la N-I.

Contradicciones

Como en ocasiones anteriores, la diputada expone declaraciones contradictorias en un mismo discurso. Mientras asegura que los transportistas foráneos pagarán el mantenimiento de la Nacional, también reconoce que buena parte del tráfico se trasvasará a las autopistas de peaje.

Las próximas semanas se auguran tensas en el transporte por carretera español y, en particular, el del País Vasco. El último intercambio de pareceres entre el CNTC y la Diputación Foral terminó con los transportistas avisando de que “se defenderían de esta agresión” y la administración guipuzcoana de que “no aceptaría coacciones ni amenazas”.