Cadena de Suministro

El transporte quiere evitar que los peajes en Guipúzcoa sean la primera euroviñeta española.

El Comité Nacional del Transporte ha acordado movilizaciones para los primeros días de enero contra los peajes para camiones de Guipúzcoa para protestar contra ” la imposición arbitraria de impuestos al transporte”.

Por lo tanto, la medida supondrá la suspensión del tránsito de camiones de ámbito nacional e internacional y de las operaciones de carga y descarga dentro de la provincia de Guipúzcoa desde la medianoche del martes 2 de enero hasta las 24 horas del viernes 5 de enero.

El sector del transporte de mercancías se posiciona así contra una medida que, a juicio de muchos, supone la llegada de la euroviñeta a nuestro país, aunque habrá que comprobar el impacto y seguimiento real del paro en su momento.

En este sentido, la medida, por un lado, contenta a aquellos que creen que casi está a punto de pasar el momento adecuado para manifestarse por la primera tasa por el uso de infraestructuras específica para camiones de nuestro país, toda vez que si no se hiciera ahora, no cabría hacerse después cuando ya esté en vigor o cuando se introdujeran otras similares y, por otro, parece consensuada para ofrecer alternativas a aquellos que puedan evitar las carreteras guipuzcoanas y quieran seguir trabajando aun siendo favorables a la movilización.

El Comité avisa que esta podría ser “la primera de varias medidas, con las que el sector manifestará su discrepancia a la imposición arbitraria de impuestos al transporte”.

De igual modo, el Comité deja una puerta abierta a una posible (y casi improbable) negociación, al tiempo que anuncia que esta podría ser “la primera de varias medidas, con las que el sector manifestará su discrepancia a la imposición arbitraria de impuestos al transporte”.

Sin embargo, y pese a que la cuantía de esta tasa sí que se ha aclarado y a que ya han instalado los pórticos que controlarán el acceso de los camiones a las vías, las empresas de transporte aún no conocen cuándo entrará en vigor definitivamente esta medida y si, llegado el caso, las autoridades provinciales guipuzcoanas establecerán un sistema de compensación para los transportistas del territorio, lo que añadiría un nuevo agravio en este tema.

Fenadismer estima que estos peajes afectarán a más de 6.000 transportistas de larga distancia que diariamente utilizan dicha vía en sus salidas hacia otros países europeos y añade que en Guipúzcoa se suministran anualmente casi 800 millones de litros de gasóleo A, un 400% más que en otras provincias españolas con una flota de transporte similar a la guipuzcoana, lo que, según sus cuentas, supone una recaudación anual de 420 millones de euros.