Cadena de Suministro

El CNTC carga contra las asociaciones de transportistas guipuzcoanas, a las que culpa de que el el paro “no haya tenido un seguimiento todavía mayor”.

Tras la primera jornada de movilizaciones contra los peajes que implantará la Diputación de Guipúzcoa a partir del próximo 9 de enero, el Comité Nacional del Transporte evalúa que han tenido una gran repercusión, pero se lamenta de la división con que se han afrontado estas medidas de presión.

El Comité Nacional estima que un 60% de las empresas de ámbito nacional e internacional han secundado el paro, pero, al tiempo, cree que el sector debería haberse movilizado con mayor contundencia contra lo que consideran una “euroviñeta encubierta, contraria al compromiso del Ministerio de Fomento de no implementarla en nuestro país”.

El órgano consultivo del Ministerio de Fomento afirma, además, que no se han producido incidentes de ningún tipo y se congratula de que “el sector del transporte haya decidido detener su actividad de forma mayoritaria y absolutamente voluntaria, concienciado, sin duda, con la injusticia que supone la imposición arbitraria de más impuestos sobre un sector de actividad que es de los que soporta mayores cargas fiscales y sociales, con una aportación anual a las arcas del Estado de más de 12.000 millones de euros vía impuestos, y que además juega un papel absolutamente imprescindible para la economía española”.

Un pasito’palante’ y un pasito ‘patrás’

Sin embargo, el Comité Nacional culpa a las asociaciones de transportistas guipuzcoanas de que el paro “no haya tenido un seguimiento todavía mayor” debido a que se han descolgado de las movilizaciones cuando, según se indica literalmente en el comunicado del Comité Nacional, “fue una de ellas, perteneciente además a este Comité, quien denunció en primer lugar y con gran beligerancia la puesta en marcha de estos peajes”.

Ante esta falta de apoyo, cada vez más profesionales en el sector del transporte creen que los transportistas guipuzcoanos están negociando algún tipo de compensación con la Diputación para evitar que los peajes golpeen sus cuentas.

El sector del transporte de mercancías por carretera tiene previsto continuar con la suspensión del tránsito de camiones de ámbito nacional e internacional y de las operaciones de carga y descarga dentro de la provincia de Guipúzcoa hasta las 24 horas del viernes 5 de enero para protestar contra un peaje que puede alcanzar los 12,3 euros en el tramo completo a su paso por Guipúzcoa, provincia por la que pasan cada día más de 12.000 camiones, 8.000 de ellos con destino a Europa, según los datos que maneja el Comité Nacional del Transporte.

La Diputación de Guipúzcoa ya ha anunciado que los peajes empezarán a cobrarse a partir del próximo 9 de enero y que desde hoy, 3 de enero, pueden registrarse los transportistas para hacerlos efectivos a través de la página web de Bidegi, empresa pública encargada de la gestión de estos cobros, o bien utilizando cualquiera de los cinco quioscos colocados a lo largo del recorrido de los nuevos peajes.