Cadena de Suministro

Entran en vigor los peajes para vehículos pesados en Guipúzcoa.

Finalmente, el cobro de peajes para camiones en las vías de alta capacidad guipuzcoanas se hace realidad hoy, con dos tarifas diferenciadas en función de la MMA de los vehículos.

Las protestas, primero, y las movilizaciones, después han sido un fracaso y no han servido para nada y los peajes para vehículos pesados que ha instaurado la Diputación de Guipúzcoa entran en vigor hoy, 9 de enero.

Estas nuevas tasas afectarán a los vehículos de más de 3,5 toneladas de MMA dedicados al transporte de mercancías que circulen por la A-15 que une Navarra y Guipúzcoa entre el enlace de Bazkardo en Andoain y el enlace con la AP-8 y la GI-41 en Astigarra, así por la N-1 entre el enlace sur de Andoain y el enlace norte de Andoain y entre el límite con Navarra en Echegárate y el enlace sur de Idiazábal.

Estos peajes cuentan con dos tarifas diferenciadas para vehículos de entre 3,5 y 12 toneladas y para vehículos de más de 12 toneladas de MMA.

La Diputación de Guipúzcoa ha instalado tres pórticos para el cobro automático de los peajes e, igualmente, ha instalado cinco puntos de atención para que los transportistas puedan registrarse en el sistema y hacer el pago. Estos centros están en el punto kilómetro 8 la AP-8 en Oyarzun, en el kilómetro 14,800 de la GI-20 en Aritzeta, en el punto kilométrico 432,500 de la N-I en Alegría de Oria y en el kilómetro 406 de la N-I en Echegárate.

El peaje se puede pagar a través del servicio Vía-T sin tener que hacer ningún otra gestión, mediante el registro a través de la página web de Bidegi, la empresa pública de la Diputación de Guipúzcoa encargada de gestionar el sistema de pago de este canon, o, en el caso de las empresas que utilizan las vías afectadas de manera esporádica, existe una estación de cobro en Irún.

El hecho de no abonar el canon supone una falta administrativa que, según indican desde la Diputación de Guipúzcoa, no supondrá ningún incremento si se efectúa en las 24 horas siguientes. Sin embargo, se aplicará un recargo si el pago se realiza en un período de entre 24 horas y 60 días, mientras que si exceden los dos meses se impondrá una sanción que oscilará entre los 150 y los 1.999 euros.