Cadena de Suministro

Los nuevos pórticos de control han causado ya diversos problemas, como el cobro indebido a categorías de vehículos no sujetas al pago o a los camiones entre 3,5 y 12 toneladas.

El nuevo sistema de cobro del peaje de la Diputación de Guipúzcoa en la N-I y la A-15, que se ha puesto en marcha a principios de enero de 2018, está ocasionando importantes errores en su funcionamiento, como señalan desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, Fenadismer.

Estos pórticos de control situados a lo largo de la carretera, que evitan que los vehículos tengan que detenerse para efectuar el pago, han causado ya diversos problemas, como el cobro indebido a categorías de vehículos no sujetas al pago del peaje o incluso a los camiones entre 3,5 y 12 toneladas, que deben abonar una tarifa menor que los de más de 12 toneladas.

Dado que la identificación del vehículo por parte de los pórticos de control se basa exclusivamente en sus dimensiones y no en el tonelaje real, se han detectado decenas de casos en los que la empresa concesionaria, Bidegui, que depende de la propia Diputación, ha cobrado un peaje inadecuado.

Desde Fenadismer, recomiendan a todos los transportistas que han utilizado estas carreteras que revisen el extracto de los peajes cobrados en el último mes para comprobar que se ajustan a la tarifa aprobada para, en caso contrario, reclamar por el sobreprecio cobrado.

Por otra parte, la Federación ha detectado posibles problemas de seguridad en el proceso de alta de los transportistas en el nuevo sistema de registro, por lo que ha interpuesto una denuncia ante la autoridad competente, de lo que se informará una vez sea resuelta.