Cadena de Suministro

Los cambios en el acceso a la profesión de transportista retrasarán el ROTT hasta 2019

Las novedades que hay que introducir en el ROTT tendrán que pasar por todos los trámites legales preceptivos antes de su publicación oficial.

El acceso al mercado de transporte por carretera se abrirá definitivamente en 2019, cuando entré en vigor el Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestre que ya incluirá los cambios necesarios para adaptarse a la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que eliminó el requisito de los tres camiones para poder ser transportista.

Estas nuevas modificaciones retrasarán el proyecto inicialmente previsto para su publicación en el primer trimestre de 2018, con la intención de que entrase en vigor en julio. Un objetivo que ahora se antoja casi imposible, ya que las novedades que se incorporen tendrán que pasar por los trámites habituales de supervisión por el Consejo de Estado y otros ministerios.

Mientras tanto, el acceso al mercado de transporte continuará tal y como está, hasta que la nueva regulación entre en vigor en enero de 2019, tal y como se prevé.

Con el nuevo ROTT en vigor, ya no será necesario contar con tres camiones para poder ejercer como transportista ni que los vehículos tengan una antigüedad mínima ya que, en opinión del Gobierno, si se mantuviera este requisito, la Unión Europea también lo impugnaría con grandes posibilidades de éxito.

Fomento pide propuestas al Comité

Así las cosas, el Ministerio de Fomento ha abierto un período de información pública para que el Comité Nacional del Transporte se ponga de acuerdo y haga sus propuestas para reformar el acceso al mercado, siempre dentro de los límites fijados en la regulación europea.

El objetivo es el de no incurrir en nuevas limitaciones que pudieran ser recurridas judicialmente, lo que deja un margen de maniobra más bien escaso, o incluso nulo.

Tan solo se prevén, con el fin de regular ligeramente el acceso a la profesión, la exigencia de titulación de bachillerato o formación profesional de nivel dos para poder acceder a las pruebas de capacitación, así como el endurecimiento de los exámenes de capacitación, con la idea de que los futuros gestores de empresas de transporte tengan una base formativa mínima que garantice la continuidad de sus explotaciones con ciertas garantías.