Cadena de Suministro

El Proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado este pasado martes, mantiene las ayudas para 2018, e incluso para 2019.

Finalmente, parece que las ayudas del Ministerio de Fomento al abandono de la actividad para los transportistas autónomos, que este año ya están en marcha con un monto total de 9,33 millones de euros, podrían mantenerse, después que el departamento que dirige Íñigo de la Serna hubiera barajado su definitiva desaparición.

Así se desprende, por lo menos, del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que en su Programa dedicado a Ordenación e Inspección del Transporte Terrestre reseña, como una de las actividades que la Dirección General de Transporte Terrestre va a llevar a cabo este ejercicio, la de proseguir con estas ayudas, así como con las de formación, como “ejes principales de la actuación de la Administración en apoyo a la renovación del sector del transporte por carretera”.

Es más, el propio Proyecto afirma, tras detallar que se han concedido 1.955 ayudas por un importe de 59.376.100 euros para el abandono de la actividad entre 2012 y 2016, que para el próximo trienio, el que comprende, por tanto entre 2017 y 2019, “se mantienen los conceptos de subvención”.

Esta precisión del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado implica, por lo tanto, y si finalmente sale adelante en estos mismos términos, que las ayudas al abandono de la actividad para transportistas autónomos se modificarán radicalmente de cara a 2019, con la posibilidad abierta de que desaparezcan a partir de 2020, tal y como ya avanzó Cadena de Suministro.

Al mantener estas subvenciones, Fomento parece haber tenido en cuenta las peticiones de algunas instituciones del sector, que en los últimos meses, han solicitado que las ayudas al abandono se mantuvieran de manera transitoria para evitar un cambio brusco en el mercado de transporte.