Cadena de Suministro

La dotación prevista en los Presupuestos Generales del Estado es superior a la de 2017, que se ha utilizado únicamente para el desvío obligatorio a la AP-68 desde la N-232.

Como ya adelantó Cadena de Suministro, el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado, PGE, para 2018 que ha sido presentado por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, incluye una partida destinada a un plan de incentivos para el desvío de los camiones a autopistas de peaje, dotado con 45 millones de euros.

Esto supone un incremento de 13 millones respecto a la partida de 2017 destinada al mismo fin, que no ha llegado a agotarse, tal y como señalan desde Fenadismer. De hecho, se ha utilizado únicamente para el desvío obligatorio a la AP-68 desde la N-232, que ha sido recurrido judicialmente por las asociaciones nacionales de transportistas por rechazar su carácter obligatorio.

Si los PGE para 2018 son finalmente aprobados, la Federación tiene previsto pedir a Fomento la inmediata puesta en marcha de este plan para promocionar el uso voluntario de las autopistas de peaje, por las “indudables ventajas que dichos planes comportan” en lo que se refiere a la descongestión de las carreteras nacionales y la mejora de la seguridad vial.

Ya en 2015, se aplicó en seis autopistas paralelas a carreteras nacionales la bonificación de hasta un 50% del importe del peaje, en función del tramo de autopista recorrido, lo que permitió el desvío adicional de más de 222.000 camiones durante cinco meses.

En ese caso, el plan estaba dotado con 7,5 millones, pero de aprobarse la nueva partida, con un presupuesto más ambicioso, podrían aplicarse este tipo de medidas en un mayor número de autopistas.