Cuando la sentencia sea firme, se recuperarán las cantidades ingresadas en exceso, y las empresas que no recurrieron en su momento podrán tramitar el expediente administrativo de devolución.