CETM recuerda que la introducción de las 44 toneladas está vinculada a un acuerdo que mejore las condiciones de trabajo de los conductores y atienda demandas históricas del sector y acusa a sus clientes de maniobrar para “presionar a los poderes públicos”.