La Comisión estaría presionando con esta medida a los Estados miembros de la UE y al Parlamento Europeo para que lleguen a un acuerdo sobre el Paquete de Movilidad.