Deia

Fomento anuncia inversiones por 1.300 millones de euros en carreteras

Las constructoras piden 9.000 millones de euros y solicitan que se implanten peajes en todas las vías.

El Ministerio español de Fomento lanzará a lo largo de este año contratos de obras de construcción y conservación de carreteras por un importe total de casi 1.300 millones de euros, anunció ayer la titular de este Departamento, Ana Pastor.

De este monto, unos 650 millones de euros corresponderán a contratos de construcción de nuevos tramos de autovías que Fomento licitará y adjudicará “en los próximos meses”, según detalló la ministra en su intervención en una jornada de infraestructuras organizada por la consultora Deloitte. Los 640 millones de euros restantes consisten en contratos de mejora y conservación de la red de vías existentes. En este sentido, la ministra indicó que su departamento sacará a concurso 32 contratos de rehabilitación de carreteras “antes del verano” por valor de 410 millones, mientras que otros quince contratos, estimados en 230 millones, se licitarán ya en otoño.

La titular de Fomento destacó así el “importante esfuerzo” que realiza el Ejecutivo para “dar continuidad a las infraestructuras vertebradoras del país, a pesar de los ajustes presupuestarios y de haber tenido que destinar recursos a pagar las expropiaciones de años anteriores”.

Este anuncio de próximas obras de carreteras se conoce en medio del parón que registra la inversión en obra pública en España. Según datos de la patronal de constructoras, la licitación de proyectos por el conjunto de las administraciones públicas se desplomó un 38% en el primer trimestre del año, tras cerrar 2012 en mínimos históricos (unos 7.400 millones de euros, un 46% menos) y encadenar seis años consecutivos de retrocesos.

Por su parte, la Confederación Nacional de la Construcción reclamó al Gobierno que articule un crédito extra de 9.000 millones de euros para invertir en el sector de las infraestructuras en tres años, una inyección que generaría unos 200.000 empleos, según el presidente de la patronal, Juan Lazcano, que pidió imponer un peaje por circular por la totalidad de la red de carreteras.