Diario del Puerto

Guitrans: “El transporte guipuzcoano terminará desmantelado si las instituciones no se implican”

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías, Guitrans, celebrará mañana su Asamblea General de socios en el Palacio de Miramar de Donostia. De fondo estará la crisis y la asociación sabe que se agudiza. “El transporte guipuzcoano terminará desmantelado si las instituciones no se implican”, asevera Guitrans.

“Lo peor de la crisis ha llegado a Euskadi al final de 2012 y en este inicio de 2013”, así lo ve la asociación empresarial. A los problemas sectoriales se suma el parón de las exportaciones y la pérdida de tejido productivo que Confebask contabiliza en 6.896 empresas desde 2008.
“El transporte, verdadero termómetro de la economía, constata esta drástica reducción de empresas y de actividad, así a la reducción en un 30% de la actividad industrial le corresponde una reducción pareja en al consumo del gasóleo básicamente debido a la reducción de la demanda de transporte”, afirma Guitrans.
Por ello, los empresarios reclaman “un plan de rescate que cuente con la implicación e impulso de las instituciones. La situación es muy grave y el riesgo de que el sector quede totalmente desmantelado es real, por lo que apelamos a la responsabilidad de las administraciones competentes”.

La reforma LOTT

Asimismo, reiteran que la falta de crédito ahoga al sector del transporten y que la reforma de la LOTT está siendo demasiado larga. “Una de las carencias más importantes de la modificación de la norma básica que aspira a ordenar el transporte terrestre es que no incluye ninguna cláusula que garantice que las empresas deban cubrir un mínimo umbral de rentabilidad”.
Guitrans valora positivamente el observatorio de costes que actualiza trimestralmente el Ministerio de Fomento pero “falta que se establezca esta referencia como obligatoria y se inste a los cargadores a aceptar unos precios que cubran los costes mínimos del transporte”. Para que fuera posible habría que contar con la CNC porque “en los últimos días está habiendo múltiples noticias de inspecciones del Comité Nacional de la Competencia a diversas asociaciones y empresas del sector del transporte ‘sospechosas’ de pactar precios, si la situación no fuera tan dramática este supuesto pacto provocaría la carcajada, porque debe tratarse del pacto de la ruina”.
Entre los aspectos positivos, Guitrans destaca que, después de muchas vueltas, “se haya incluido en la LOTT la acción directa que protege al transportista efectivo, ya que puede reclamar el pago al expedidor en el caso de que su contratante no le pague, y también que se haya dado un paso, aunque no suficiente, en la delimitación de la responsabilidad del empresario en las sanciones que realizan los conductores”.