El Vigía

Hacienda prorroga un año más el modelo de tributación por módulos para autónomos.

Para Astic, la decisión es “especialmente negativa” para el transporte.

El ministerio de Hacienda y Función Pública ha dado finalmente luz verde a la prórroga de los límites de facturación para autónomos por módulos por un periodo de un año más, lo que ayudará a más de 450.000 autónomos a permanecer en este tipo de tributación fiscal. La prórroga del sistema de cotización por módulos era una larga reivindicación de los colectivos de transportistas autónomos, liderados por las asociaciones Fetransa y ATA, entre otras.  Esta última recuerda que de los 3,2 millones de autónomos, 1,5 millones lo hacen mediante la estimación directa, más de 450.000 por el sistema de módulos y el resto como sociedades.

Hace tan solo un mes, el pasado 30 de noviembre, Hacienda publicaba una orden ministerial que establecía que los autónomos que facturasen más de 75.000 euros anuales a empresas, finalmente deberían salir en 2018 del régimen de módulos, lo que suponía el fin de la disposición trigésimo segunda que disponía la prórroga transitoria, sólo durante 2016 y 2017, del límite de 125.000 euros de facturación.

Así, la previsión era que desde el 1 de enero de 2018 se endurecieran las condiciones para los autónomos que tributen por módulos, de modo que el límite de facturación a partir del cual se veta la tributación en módulos bajase de los 250.000 a los 150.000 euros y, en el caso de facturación a otras empresas, de 125.000 euros a 75.000 euros. “Esta medida permitirá a muchos autónomos seguir con sus actividades, que de otra manera se verían abocados a echar el cierre”, ha señalado Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Una vez aprobada la prorroga de los módulos, el real decreto pasará al Congreso para su convalidación por lo que estas organizaciones reclaman a todos los grupos parlamentarios que apoyen la medida, “igual que se ha apoyado a los trabajadores por cuenta ajena con ingresos más bajos, pedimos que se apoye a los trabajadores autónomos con ingresos más bajos, muchos de ellos transportistas que están en el sistema de módulos, y que de no estarlo verían peligrar seriamente su actividad”, apunta Lorenzo Amor.

La prórroga de Hacienda no ha sido bien recibida por todo el sector. Desde la Asociación de Transporte Internacional por Carretera, que agrupa a las mayores empresas de transporte por carretera de España por volumen de facturación, esta nueva modificación, “concedida in extremis”, implica que el umbral para acogerse a la tributación por módulos se prorrogará otro año más en 125.000 euros, en lugar de 75.000 euros como estaba aprobado hace dos años y contradice lo anunciado en el Boletín Oficial del Estado hace apenas cuatro semanas. Asimismo, se mantiene la reducción del 5% sobre el rendimiento neto de módulos y la cuantía estipulada en 2017 de los índices en relación con el IRPF y el IVA.

Para el director general de Astic, Ramón Valdivia, “estos cambios de criterio a última hora preocupan a las empresas por la falta de seriedad y certidumbre que les transmite el Gobierno y dificultan la más mínima planificación económica por parte de las mismas, ya que esta situación de excepcionalidad permanente del sistema de módulos es especialmente negativa para el desarrollo del sector del transporte de mercancías”.