El Vigía

Los camiones cero emisiones podrían generar 120.000 empleos en Europa en 2030

Además, reducirían en 1.000 millones las importaciones de barriles de petróleo.

Un transporte de mercancías por carretera cero emisiones reduciría en 1.000 millones las importaciones de barriles de petróleo, fortalecería el PIB y crearía alrededor de 120.000 puestos de trabajo adicionales para 2030. Es una de las principales conclusiones del informe ‘Trucking into a Greener Future’ realizado por la consultora Cambridge Econometrics y recogido por Transport & Environment, que señala que en el sector automotriz, y debido a la mayor complejidad de los vehículos diésel más eficientes en combustible, se generarán más empleos en los próximos años. Asimismo, el despliegue de infraestructuras se traducirá también en un incremento del empleo en los procesos eléctricos y en el sector de la construcción y servicios. En cuanto a la reducción de las importaciones de barriles, de cara a 2050 el ahorro podría alcanzar los 11.000 millones.

El documento señala que si bien la transición de la UE hacia la movilidad limpia ya se está produciendo, ésta también debe incluir el transporte pesado, que representa actualmente el 22% de las emisiones del transporte por carretera de la UE y menos del 5% de los vehículos que circulan por las carreteras.

La Comisión Europeo calcula que las emisiones de CO2 de los vehículos pesados aumentarán un 10% de cara a 2030 y un 14% en 2040 respecto a 2015 si no se implementan normas de eficiencia energética a partir de 2021. Se trata, por tanto, de uno de los subsectores de la industria del transporte con mayor previsión de crecimiento de las emisiones y uso de combustible, por lo que su contribución en la descarbonización de la economía europea es clave para conseguir que Europa logre cumplir con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París, señala el informe.

Ante este escenario, los expertos consideran que las autoridades nacionales y europeas deberían comenzar a respaldar todas aquellas políticas orientadas al futuro y que ayuden a los transportistas a la hora de llevar a cabo estas inversiones y apoyar la transición a tecnologías cero emisiones. “Este análisis demuestra que el cambio hacia un transporte de mercancías con bajas emisiones de carbono representa claros beneficios para la economía europea y también a nivel ambiental. La reducción de las importaciones de petróleo y el aumento de la demanda de combustibles producidos en el país crearán empleos en Europa. Sin embargo, está claro que la transición requiere de un mayor apoyo para asegurar que se desarrolle la infraestructura adecuada, así como estándares comunes y se superen los desafíos planteados a los transportistas”, apunta el director asociado de Cambridge Econometrics, Jon Stenning.

Con todo, desde el sector consideran que la electrificación de camiones será clave para alcanzar el Acuerdo de París. Así lo entiende, por ejemplo, el director de Asuntos Públicos del Grupo Volvo, Angers Berger, que apunta que “este cambio no solo generará grandes beneficios medioambientales sino también ganancias en el PIB y en la creación de puestos de trabajo”. Esta opinión también la comparte en analista de transporte Lucien Mathieu, para quien “este estudio muestra que el futuro del transporte por camión es eléctrico”. En su opinión, “los objetivos de CO2 para los camiones son una oportunidad para subirse al transporte cero emisiones mediante la introducción de un objetivo obligatorio de ventas de camiones de cero emisiones”.