El Vigía

Guitrans reclama un plan de rescate para el transporte de mercancías por carretera

La organización denuncia la falta de seguridad que sufren los vehículos industriales

Según Confebask, desde 2008 el País Vasco ha perdido el 10,9% de su tejido productivo, con una pérdida de 6.896 empresas.”El transporte, verdadero termómetro de la economía, constata esta drástica reducción de empresas y de actividad, así a la reducción en un 30% de la actividad industrial le corresponde una reducción pareja en al consumo del gasóleo básicamente debido a la reducción de la demanda de transporte”, han afirmado. “Sectores importantes como el papelero, el siderúrgico o la máquina-herramienta están viendo reducidos sus pedidos de una manera significativa, a modo de ejemplo, en el sector de la máquina herramienta en el primer trimestre de 2013 los pedidos se han reducido en un 40%.Y esta intensa caída de la demanda conlleva un goteo de cierre de empresas de transporte incesante, así, en mayo de 2013 contamos en Gipuzkoa con 773 empresas menos que en enero de 2008, un 26% de empresas menos en 5 años”, ha añadido.

En cuanto al descenso en el número de empleos ligados al transporte, desde 2008 en Gipuzkoa hay 4.500 trabajadores de transporte menos, mientras que en el estado español hay más 130.000 empleos menos.Según Guitrans, el transporte de mercancías por carretera requiere un plan de rescate que cuente con la implicación e impulso de las instituciones. “La situación es muy grave y el riesgo de que el sector quede totalmente desmantelado es real, por lo que apelamos a la responsabilidad de las administraciones competentes”, explican.

En este sentido, la asociación alerta de que las empresas de transporte llevan a sus espaldas cinco años de grave crisis a la que hay que sumar una crisis estructural y sectorial que se arrastra desde más atrás.”Hemos pasado de utilizar la financiación para invertir, a utilizarla para el circulante, es decir para sobrevivir y si no hay financiación para sobrevivir, lo único que queda es cerrar”, matizan. Según datos aportados por Confebask la economía vasca necesita que fluya nuevo crédito por valor de 5.585 millones de euros para resistir.

“Es probable que no haya ley más difícil de modificar que la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre. Desde abril de 2011 hemos asistido a sucesivos borradores de modificación, anunciando cada uno de ellos su aprobación inminente, que, a la vista está, no se ha producido”, explican.

Desde Guitrans denuncian, además, la falta de seguridad que sufren los vehículos industriales, en muchos casos precariamente aparcados en distintos puntos de la geografía guipuzcoana. “Los vehículos, principal patrimonio de las empresas de transporte,  son objeto de robos, saqueos y destrozos, sin que el transportista pueda hacer otra cosa que denunciarlo y esperar para, en muchos casos, no volver a saber nada de su herramienta de trabajo”, explica la asociación, que añade que esta situación se está agravando en los últimos meses. Las pérdidas por robos y vandalismo en el transporte europeo alcanzan los 8.200 millones de euros y son más de 9.000 los conductores profesionales agredidos cada año, según un estudio realizado por la consultora NEA por encargo del Comité de Transportes del Parlamento Europeo.