TransCamion

Los países de la Unión Europea pactan una reducción de las emisiones de CO2 en un 35% de cara al 2030.

Los países pertenecientes a la Unión Europea alcanzaron este martes, 9 de octubre, un acuerdo para la reducción en un 35% de las emisiones de CO2 en coches y furgonetas llegado el 2030.

Alemania y algunos países del Este han sido los más reticentes a aceptar una propuesta, que, tal como reseña El País, no alcanzó la unanimidad que se pretendía a primera hora de la mañana. Finalmente, sin embargo, terminaron por acceder a cambio de dejar exentos a los pequeños productores y a mantener el límite en el 30% en el caso de las furgonetas.

Inicialmente las opciones presentadas eran tres: por un lado, la de la Comisión, que imponía una rebaja del 30% en las emisiones de dióxido de carbono de turismos y furgonetas; por otro, la del Parlamento Europeo, que elevaba esa reducción al 40%; por último, el término medio planteado por Austia, que ostenta la presidencia rotatoria de la UE, con un 35%.

Solamente Croacia, Chipre y España aceptaron esta última opción
; el resto de países se mostraron claramente polarizados: por un lado, 16 países con Suecia a la cabeza apelaban a una reducción de al menos el 40%; el otro frente, capitaneado por Alemania, no quería sobrepasar en ningún caso el 30%. La posición de España fue comedida: finalmente, la ministra Teresa Ribera se mostró abierta a situar la reducción de dióxido de carbono de los turismos por encima del 35%.